Portal de Cultura de Defensa

Buscar en este sitio web

Monumento a Blas de Lezo en Madrid

La Alcaldesa de Madrid y el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada presentan el proyecto para un monumento a Blas de Lezo en Madrid

La alcaldesa de Madrid, Ana Botella, y el Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada, Jaime Muñoz-Delgado, han presentado hoy en el Museo Naval de Madrid el grupo de trabajo creado para levantar en la ciudad de Madrid un monumento a Blas de Lezo, uno de los marinos más importantes de la historia naval española.

El proyecto, que se sufragará por suscripción popular, cuenta con el respaldo de numerosas instituciones. Junto al Ayuntamiento y a la Armada, en el grupo de trabajo se han integrado representantes de las Reales Academias de Bellas Artes de San Fernando, de la Historia y de la Lengua, además de la Casa de América y el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC).

Con este monumento, Madrid rinde homenaje a Blas de Lezo y se suma a las iniciativas recientes para recuperar la memoria del teniente general de la Armada, todavía un gran desconocido. Precisamente, el Museo Naval, lugar que ha acogido la presentación, muestra hasta el próximo 13 de enero la exposición “Blas de Lezo, el valor de Mediohombre”, que recorre la vida del marino a través de 80 piezas procedentes del Patrimonio de la Armada y de otras 10 instituciones.

Medio siglo de la historia de España

Nacido el 3 de febrero de 1689 en Pasajes de San Pedro (Guipúzcoa), Blas de Lezo ingresó en la marina con 15 años y destacó pronto por su coraje en la guerra de Sucesión. Cojo, tuerto y manco desde los 25 años por las heridas recibidas en combate —lo que le valió el apodo de “Mediohombre”— participó en los principales episodios bélicos de la primera mitad del siglo XVIII español y salió invicto en todos ellos.

Destinado en la Escuadra del Mar del Sur luchó contra la piratería en las costas de Chile y Perú y en la defensa de los territorios ultramarinos. Al mando de la Escuadra del Mediterráneo participó también en las expediciones a Génova (1731) y Orán (1732).

En 1734 alcanzó el empleo de teniente general de la Armada y, dos años más tarde, asumió la defensa de Cartagena de Indias, considerada “la llave de Indias” y la plaza clave para mantener el dominio español en América. En 1741, con sólo seis navíos de guerra y no más de 3.200 hombres, defendió Cartagena frente a la flota del almirante Vernon, más de ocho veces superior en barcos de guerra y 10 veces mayor en combatientes. Ante la sorpresa de Vernon, quien al comienzo de la batalla había anticipado a Londres una victoria segura, Lezo infligió a Inglaterra la mayor derrota naval de su historia.

Pese a su decisiva intervención en la defensa de la plaza colombiana, su enfrentamiento con el virrey Sebastián de Eslava le llevó a ser apartado injustamente de su puesto al frente de la escuadra de Cartagena de Indias. Murió poco después, en 1741, y fue enterrado en una tumba de la que todavía hoy se desconoce su emplazamiento.
 

Galeria

  • ImagenImagen
© Copyright 2011 Ministerio de Defensa de España P. de la Castellana, 109 28071 Madrid - Tlf.: (34) 91 395 50 00