Portal de Cultura de Defensa

Buscar en este sitio web

'El Glorioso' en el Museo Naval

Obra del pintor Augusto Ferrer Dalmau

Presentación en el Museo Naval 

“El Glorioso” inicia su singladura definitiva en el Museo Naval

El pintor Augusto Ferrer-Dalmau y el escritor Arturo Pérez Reverte, tras una intensa investigación histórica, rinden tributo al “Glorioso”, el navío español que en 1.747 luchó contra 12 barcos ingleses en tres batallas distintas.

A partir de hoy viernes, “El último combate del Glorioso”, pintado por Augusto Ferrer Dalmau, será exhibido en el Museo Naval. El acto de presentación de la obra ha estado presidido esta mañana por el Su Majestad el Rey Felipe VI, acompañado del Almirante Jefe de Estado Mayor de la Armada (AJEMA), Jaime Muñoz-Delgado. Han asistido a la ceremonia, además, el Almirante Director del Museo Naval, José Antonio González Carrión y el presidente de la Asociación de Amigos del Museo, almirante José Ángel Sande Cortizo.

Augusto Ferrer Dalmau ha recibido numerosos premios y condecoraciones por su especialización y difusión de la historia militar. En palabras del escritor Arturo Pérez Reverte, los cuadros del “pintor de batallas” son “escenas, retratos, claves necesarias para ilustrar nuestro pasado. Para recordar y para reflexionar. Para comprender mejor, así, nuestras miserias, nuestras tragedias y nuestra grandeza”.

La obra, resultado de una intensa investigación histórica llevada a cabo durante tres meses por el pintor y por el académico, es una donación de la Asociación de Amigos del Museo Naval. Esta asociación es una entidad privada sin ánimo de lucro que, desde su creación en 1998, ha incentivado y dirigido los depósitos, donaciones y legados de bienes culturales en favor del museo.

Tres batallas y vientos poco propicios

“El Glorioso”, navío de dos puentes y 70 cañones, tenía por capitán a don Pedro Mesía de la Cerda. En el verano de 1747 le fue asignada la misión de transportar cuatro millones de pesos en monedas de plata desde La Habana a costas gallegas. En estas fechas, la Marina de Guerra británica surcaba los mares, siempre al acecho de cualquier cargamento procedente de América.

En su travesía, primero en las Azores y, después, rumbo a Finisterre, “El Glorioso”, hostigado por navíos, fragatas y corbetas inglesas, hundió alguno, venció a todos y se dirigió, ya maltrecho, a Corcubión. Una vez allí y desembarcado su valioso cargamento, De la Cerda, tras descartar el astillero del Ferrol por vientos contrarios, ordenó dirigirse a Cádiz donde se repararían los daños causados en los combates y zarpó hacia su heroico fin.

Una vez alcanzado el cabo de San Vicente, entró en liza por tercera vez con naves británicas. Así, el 19 de octubre, después de una lucha de dos días y una noche, con un balance de 33 muertos y 130 heridos, la munición agotada y el barco casi a la deriva, Pedro Mesía de la Cerda decidió arriar bandera. “El Glorioso” fue conducido por sus captores al puerto de Lisboa, donde finalmente fue hundido.
 

Galeria

  • ImagenImagen
© Copyright 2011 Ministerio de Defensa de España P. de la Castellana, 109 28071 Madrid - Tlf.: (34) 91 395 50 00