Portal de Cultura de Defensa

Buscar en este sitio web

Figura ecuestre

Con el primer Estandarte de Intendencia en el fondo del museo del Cuerpo de Ávila

Reportajes del Boletín de Tierra

Una figura ecuestre que porta el primer Estandarte de Intendencia, nuevo fondo del museo del Cuerpo en Ávila

Una figura ecuestre que porta una reproducción del primer Estandarte de Intendencia ha pasado a engrosar, desde el 5 de marzo, los fondos del Museo del mencionado Cuerpo en Ávila, con sede en el Palacio de Polentinos –antigua sede de la Academia de Intendencia y actual Archivo General Militar de Ávila–.

La importancia de esta figura, donada por la Subdirección General de Publicaciones y Patrimonio Cultural del Ministerio de Defensa y restaurada detalladamente en el museo abulense, reside en lo que representa: la historia de la concesión del Primer Estandarte a las Comandancias de Tropas de Intendencia de la Península y Melilla, con motivo de su heroica actuación en las Campañas de África, y cuyo original también figura en el Museo del Cuerpo de Intendencia, en depósito, cedido por el Museo del Ejército.

La concesión de este primer Estandarte fue una ardua labor, ya que, desde la creación a mediados del siglo XIX de las primeras compañías de Obreros de Administración Militar, las posteriormente denominadas Comandancias de Tropas de Intendencia no tenían derecho a ostentarlo. Se lo ganaron con mucho esfuerzo, sacrificio y heroico comportamiento en los campos de batalla a lo largo de más de 75 años.

De ahí lo emblemático de esta figura que reproduce al teniente Francisco Carrillo de Albornoz Laguno, quien, el 3 de abril de 1923, desfiló por las calles de Melilla, con una escolta de ocho sargentos, portando el mencionado Estandarte. Un derecho que le fue concedido a los Cuerpos Montados de la mano del Rey Alfonso XIII, por Real Orden de 26 de abril de 1922.

El corresponsal de El Imparcial Alfredo Rivera, que acompañaba a las tropas en la Campaña de África, escribía sobre la labor callada y oscura de las sufridas Tropas de Intendencia, el 25 de febrero de 1922, en su periódico: “Para juzgar la heroica conducta, el altruismo de estos hombres, es preciso ser testigo de sus penalidades y sacrificios en la vida de campaña”. Penalidades y sacrificios que no pasaron por alto al monarca.
 

Galeria

  • ImagenImagen
© Copyright 2011 Ministerio de Defensa de España P. de la Castellana, 109 28071 Madrid - Tlf.: (34) 91 395 50 00